VÍDEO. Así se comportarán los neumáticos en el Circuito de Monza. GP de Italia 2014

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on StumbleUponShare on RedditShare on TumblrPin on PinterestDigg thisShare on LinkedInEmail this to someoneFlattr the author

Para esta carrera se han elegido los compuestos Medios y Duros en un circuito que cuenta con importantes demandas laterales de la energía, gracias a sus famosas curvas rápidas como la Parabólica, y también demandas longitudinales importantes en términos de tracción y frenado, debido a las largas rectas seguidas de chicanes lentas.

Al igual que Spa, un montón de energía pasa a través de los neumáticos en Monza. Debido a la pérdida de carga aerodinámica con las nuevas reglas 2014, en las rectas las velocidades máximas este año pueden exceder los 360km/h. Por otra parte las zonas de frenado donde los conductores deberán recortar hasta 250km/h en un corto espacio de tiempo,  generará una fuerza longitudinal de 4,5 g. Estas condiciones combinadas elevarán la temperatura de los compuestos hasta picos de 130 grados, en la superficie de la banda de rodadura.

El neumático medio es un compuesto de bajo rango de trabajo, capaz de lograr un rendimiento óptimo incluso en una amplia gama de bajas temperaturas. El neumático duro por el contrario es un compuesto de alto rango de trabajo, adecuado para las temperaturas más altas. La temperatura ambiente es generalmente cálido en Monza, pero también ha llovido en el pasado, situación que puede repetirse según nuestros informes meteorológicos.

Los equipos y pilotos utilizan la más baja carga aerodinámica del año en la configuración de sus autos, con el fin de extraer el máximo de velocidad en las rectas rápidas: la clave para un tiempo de vuelta rápida. Esto significa que los neumáticos tienen que proporcionar todo el agarre mecánico necesario para conseguir el máximo de los autos en las curvas en procura lograr una vuelta perfecta.