Resumen GP de China 2013.

1  Previo al GP de China 2013. Ferrari.

(CarAndDriverTheF1) – Fernando Alonso ha firmado una carrera intachable en el Gran Premio de China desde la primera vuelta, lo que le ha llevado a conseguir una victoria más que merecida. Tanto él como Ferrari han hecho una prueba perfecta, sin errores de ninguna clase, que hay que unir al espectacular ritmo de carrera del F138, el mejor de largo entre sus rivales. Ahora sí parece que el asturiano tiene una montura adecuada para pelear por el Mundial, de tú a tú, con Red Bull, Lotus, Mercedes y, pronto, McLaren. Ya lo apuntábamos en los análisis numéricos de Australia y Malasia, aunque en este último caso, el temprano abandono del bicampeón español nos impidiera ver mejor este potencial.

Por su parte, tanto Kimi Räikkonen como Lewis Hamilton, segundo y tercer clasificados, han realizado un trabajo también intachable, sacanado el máximo de sus monturas, conservando los neumáticos y manteniendo un ritmo de carrera lo suficientemente bueno como para aguantar los embites de Sebastian Vettel al final de la carrera.

Lo cierto, es que ninguno de los tres primeros clasificados lo ha tenido nada fácil. La mayor parte de la carrera ha sido un juego complicado entre el ritmo de carrera, la conservación de los neumáticos y los adelantamientos en pista, pues cada vez que se entraba a cambiar gomas, los primeros clasificados se han visto envueltos en un ntenso tráfico por la diversidad de estrategias de carrera que se han desplegado en el día de hoy. Así que buena parte del éxito de cara al final de la prueba ha estado en la correcta gestión de los adelantamientos, de tal manera que se perdiese el mínimo tiempo detrás de monoplazas más lentos o que llevaban una estrategia menos competitiva. Y en este punto, tanto los tres primeros como Sebastian Vettel han hecho un gran trabajo, lo que ha dado mucha espectacularidad al Gran Premio.

En cuanto a estrategia, tanto McLaren como Red Bull han empezado lastrados por la decisión que tomaron ayer de no marcar tiempo en la Q3 para así comenzar la carrera con neumáticos medios y hacer un stint inicial más largo que el resto de sus competidores. En el caso de Vettel, Red Bull ha obtenido grandes frutos, pues el alemán ha conseguido remontar desde la novena plaza a la cuarta y a punto ha estado de acabar en el podio, pues en la última vuelta el alemán casi ha ceonseguido superar a Lewis Hamilton, quien se ha defendido con uñas y dientes. Quizás, si el equipo le hubiera metido una vuelta antes hubiera sido imparable con gomas blandas nuevas. Aún así, los de la bebida energética han sacado buen rendimiento de esta decisión.

Jenson Button, por su parte, ha hecho un trabajo ímprovo para colocar a su McLaren en la quinta posicióngracias a una estrategia de dos paradas -una menos que la del resto de rivales-. Es más que destacable cómo el británico ha conseguido conservar sus gomas hasta el final de carrera, consiguiendo así mitigar algunos de los defectos en cuanto a rendimiento que tiene todavía su montura, a pesar del notable avance que hemos podido ver después de estas tres semanas de parada en la temporada.

La carrera ha comenzado con una muy mala salida de Kimi Räikkonen, que han aprovechado los dos Ferrari para colocarse tras el Mercedes de Lewis Hamilton, mientras Webber ha hecho su primera parada muy pronto y Sebastian Vettel ha iniciado el Gran Premio con cautela, a partir de lo cual ha comenzado su remontada. El australiano no ha contado con mucha suerte, pues se ha llevado por delante a uno de los Toro Rosso (acción por la que ha sido penalizado en la parrilla de Bahrain con tres posiciones) y, poco más tarde, al entrar a cambiar el ala delantera y sus gomas una de éstas quedaba mal apretada, lo que le ha llevado a perderla en pista, teniendo que abandonar la prueba.

Tras ello, hemos podido ver un continuo baile de líderes de la prueba, cambios en la clasificación fruto de las muy diferentes estrategias de carrera desplegadas por unos y otros, así como un sinfin de adelantamientos que han hecho las delicias de todos nosotros. La emoción ha durado hasta la vuelta final, pues Sebastian Vettel, que venía con neumáticos blandos nuevos puestos en el giro 52, ha conseguido cazar a Hamilton y Räikkonen, aunque no ha podido con ellos por muy poco.

Al margen de los líderes hay que destacar la buena clasificación de Ricciardo, que ha conseguido colocar otra vez a Toro Rosso en la zona de puntos, nada menos, que en la séptima posición, superando incluso a Force India; Grosjean y el Sauber de Hulkenberg, quienes han completado el top ten por ese orden.

Ninguno de los dos Williams ha entrado en este selecto club, aunque hay que destacar que Bottas haya vencido a Maldonado en la lucha entre compañeros.

Una vez más, Bianchi y su Marussia ha sido el mejor de entre los equipos jóvenes, superando a los dos Caterham. El Gran Premio de China se ha saldado sin la apararición del safety car, pero aún así se ha cobrado cuatro abandonos: Rosberg, Webber, Sutil y Gutiérrez.