Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on StumbleUponShare on RedditShare on TumblrPin on PinterestDigg thisShare on LinkedInEmail this to someoneFlattr the author

600

Fernando Alonso:
“Con respecto a los entrenamientos de Bahréin, llegamos ahora a la carrera con un mejor conocimiento del reglamento y un mejor conocimiento de cómo se desarrollan las carreras este año, de la interacción entre la parte electrónica del coche y el motor, los frenos, y también desde el punto de vista del piloto, de cómo manejar estos coches de Fórmula 1 nuevos. Creo que probablemente la carrera será un poco más sencilla de lo que habíamos previsto en febrero.

Creo que la parte más difícil del circuito de Bahréin son las frenadas. Se trata de un circuito en el que sucesivamente te encuentras con una recta larga, luego una fuerte frenada, seguida de una curva cerrada, luego otra vez recta larga, fuerte frenada, etc… Por tanto, el rendimiento de los frenos y la velocidad punta serán probablemente las mayores prioridades en la puesta a punto del coche.

Creo que en Australia y en Malasia hemos visto distintos tipos de carreras. En Australia vimos una carrera con más énfasis en el consumo de combustible, mientras que en Malasia estuvimos atentos a la degradación de los neumáticos. En Baréin, creo que sinceramente habrá una mezcla de ambas: el consumo del combustible, que tendremos que preservar un poco, y la degradación de los neumáticos. Creo que las temperaturas en el circuito de Bahréin serán bastante altas y eso provocará, obviamente, una degradación de los neumáticos.

Será una carrera dura para todos, sin lugar a dudas. Vimos cómo de exigente es el circuito cuando fuimos en febrero, cuántos problemas experimentaron todos en Bahréin, y creo que la carrera será dura y exigente desde el punto de vista mecánico. También, tras estas dos carreras, sabemos que tenemos una dura competencia con Mercedes, Red Bull y algunos equipos punteros, e intentaremos mejorar, subir nuestro nivel y tener un buen fin de semana en Bahréin”.

Kimi Raikkonen:
“Obviamente conocemos Baréin de los entrenamientos de invierno y creo que tenemos mucha más experiencia y conocimientos ahora, después de las dos primeras carreras, y ojalá podamos utilizar esos nuevos conocimientos para mejorar en la siguiente carrera. Aún tenemos mucho trabajo por delante, pero estamos intentando solucionar distintas cosas lo más rápido posible y ojalá podamos conseguir un buen resultado en la siguiente carrera.

El circuito de Bahréin no tiene muchas curvas pero es complicado hacer una buena vuelta con rectas de alta velocidad y curvas de baja velocidad, por lo que es una combinación de todo. Podrías pensar que con pocas curvas sería fácil hacer una buena vuelta, pero resulta bastante complicado hacer una buena vuelta en este circuito. Así que esperemos acertar con la puesta a punto y tener al coche peleando por los primeros puestos.

Obviamente cada circuito es distinto en lo relativo al combustible y a los neumáticos. Las condiciones climatológicas pueden cambiar. Comparando Baréin con las primeras dos carreras, creo que el ahorro de combustible será un factor clave, pero también pensamos eso en las primeras dos carreras y luego no fue un gran problema. En Malasia hizo mucho calor y los neumáticos estaban un poco al límite. En Bahréin, por lo que vimos en los tests, igual será un poco más cómodo. Creo que es similar, es una combinación de todo, y si ponemos bien el coche, será mucho más fácil.

Creo que en Malasia no conseguimos lo que deberíamos haber conseguido por el problema en la primera vuelta. Pero creo que hemos dado un paso, por mi parte, a la hora de comprender las herramientas un poco mejor. Creo que deberíamos estar mejor preparados para la carrera en Bahréin de lo que estuvimos en los tests, eso nos hará ir más rápidos y conseguiremos mejores tiempos por vuelta y mejores posiciones. Entiendo que tendremos más o menos el mismo ritmo que en Malasia, pero es difícil de pronosticar, tendremos que esperar hasta los primeros entrenamientos”.