Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on StumbleUponShare on RedditShare on TumblrPin on PinterestDigg thisShare on LinkedInEmail this to someoneFlattr the author

F1 Grand Prix of Italy - Practice

Infobae/NP/CF1

El piloto alemán Sebastian Vettel, cuádruple campeón mundial de Fórmula 1, dejará Red Bull Racing al término de la temporada 2014, anunció un comunicado de la escudería austriaca la mañana del sábado, víspera del Gran Premio de Japón que se celebrará en el circuito de Suzuka.

“Nos avisó anoche (viernes)”, indicó Christian Horner, el Team Principal de Red Bull Racing, a varias emisoras al llegar a Suzuka la mañana del sábado. Y dio a entender claramente que Vettel se marcha a Ferrari.

Vettel, de 27 años, que ha ganado todos los títulos mundiales con Red Bull, será sustituido por el ruso Daniil Kvyat, de 20 años, que debutó esta temporada en la F1 con Toro Rosso, filial de Red Bull reservada a los jóvenes pilotos.

El anuncio de Red Bull tomó por sorpresa a todo el mundo en el paddock de Suzuka, donde se esperaba antes, en las próximas horas, el anuncio de la salida del español Fernando Alonso de Ferrari tras cinco temporadas sin ganar nada.

En el gran juego de dominós desencadenado la mañana del sábado por el anuncio sorpresivo de Red Bull, el siguiente movimiento debería ser el paso de Fernando Alonso a McLaren-Honda, escudería en la que estuvo un año, en 2007, al lado del entonces debutante Lewis Hamilton, pero con un nuevo socio para el motor, el gigante japonés, que regresa a la F1.

Si la llegada de Vettel a Ferrari se confirma pronto, como es de esperar, el alemán asume un riesgo porque la escudería italiana está ahora mismo hundida, cuarta en la clasificación mundial de constructores detrás de Williams, y sin poder garantizar que en dos o tres años podrá recuperar su retraso con Mercedes y Red Bull.

Ahora bien, Vettel siempre puede esperar repetir, a su manera, lo que consiguió su compatriota Michael Schumacher a finales de los noventa, poner en marcha a la Scudería y ganar cinco mundiales seguidos, de 2000 a 2004.