Justin Wilson salva seis vidas por donación de órganos.

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on StumbleUponShare on RedditShare on TumblrPin on PinterestDigg thisShare on LinkedInEmail this to someoneFlattr the author

El piloto de la IndyCar, Justin Wilson, logró salvar seis vidas el martes debido a donar sus órganos, reveló su hermano en su cuenta de Twitter.

Wilson, de 37 años de edad, murió la noche del pasado lunes tras una lesión provocada por una pieza que lo golpeó durante una carrera en el Pocono Raceway el día anterior. El piloto británico que vivía en Colorado, Wilson, fue golpeado en la cabeza con una pieza que se desprendió del monoplaza de Sage Karam. El coche de Wilson viró hacia un muro interior de la pista, y en estado crítico, fue trasladado rápidamente en helicóptero a un hospital en Allentown.

Stefan escribió en Twitter que los órganos de su hermano mayor fueron utilizados en trasplantes después de su muerte el lunes en un hospital de Pennsylvania. Fue la primera víctima mortal en la IndyCar desde el accidente en 2011 que cobró la vida del también británico Dan Wheldon, el campeón de la Serie IndyCar 2005 y dos veces ganador de las 500 Millas de Indianápolis.

“Justin salvó 6 vidas hoy en día”, escribió Stefan.

“El (Justin) sólo sigue poniendo el listón más alto. Mantengan a Julia (esposa de Justin) y sus niñas en sus oraciones #myherojw”, señaló su hermano.

La leyenda estadounidenses del automovilismo Eddie Cheever, ahora analista de IndyCar en ESPN, dijo que la muerte de Wilson debe conducir a un análisis exhaustivo en las medidas de seguridad en el deporte.

“Creo que es hora de que las soluciones se busquen y creo que es hora de que los conductores se reúnan y digan algunas ideas y espero sinceramente que se logren algunos avances en ese tema”, subrayó Cheever.