Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on StumbleUponShare on RedditShare on TumblrPin on PinterestDigg thisShare on LinkedInEmail this to someoneFlattr the author

British Grand Prix, Silverstone 03-06 July 2014

Artículo de: Leandro Lia

Jules Bianchi (14°):

“Reanudando a partir de la décima posición tuve un primer stint muy agradable. Sabía que no era capaz de mantener a raya a los coches más rápidos detrás de mí, pero fue una buena prueba de nuestro ritmo en cuanto a cuánto tiempo podría mantenerlos detrás y esa fue una parte divertida de la carrera para mí. Después de eso sólo tenía que empujar tan duro como pudiera para quedar cerca por si surgía alguna oportunidad. Lo que vimos hoy es que todo lo que necesitamos es un poco más de décimas por vuelta que nos permita mantener el ritmo de los carros de Lotus y Sauber, por lo que ahora tenemos que centrarnos en encontrar ese tiempo extra.”

Max Chilton (16°):

“Después del desempeño de clasificación de ayer, teníamos la esperanza de tener una buena carrera hoy y sin dudas no nos anticipamos al curso de los acontecimientos que fuimos encontrando. Fue un momento de miedo cuando me golpeó una rueda volando. Tuve mucha suerte en cierto aspecto, pero enormemente desafortunado debido al daño en mi carro. Entré a boxes porque necesitaba un nuevo alerón delantero y para que el equipo diera un vistazo alrededor del auto, pero, por supuesto, para entonces la carrera ya tenía bandera roja. El equipo hizo un buen trabajo para reparar el carro desde el pit y desde allí fue una carrera dura, en la que empujé tan duro como pude. Estaba feliz de adelantar a Kobayashi así que luego trabajé para cerrar la diferencia con él. Estoy contento de que conseguimos llevar ambos autos hasta el final en nuestra carrera de casa. Esperábamos más, pero de acuerdo a las circunstancias que tuvimos es un buen resultado.”

John Booth, jefe de equipo:

“Una agitada primera vuelta hoy y afortunadamente el único daño sobre el que nuestro equipo estaba preocupado era en el carro de Max, pero no sobre él mismo, así que fue muy afortunado en ese aspecto. Llamamos a Max para boxes poco después del incidente debido a que necesitaba cambiar su alerón delantero y revisar su suspensión delantera, que fue golpeada por la rueda. Luego en la vuelta recibimos la notificación de la bandera roja, pero por un problema de radio no pudimos avisarle a Max para que se dirigiera hacia la grilla. En consecuencia incurrimos en una sanción fuerte, no sólo por el drive through sino además por quedar una vuelta abajo en el relanzamiento luego del Safety Car. Desde ese punto Max hizo bien para mantenerse enfocado e intentar alcanzar a los autos de delante, con el fin de ponerse en una posición de ser capaz de tomar alguna ventaja de cualquier otro coche de seguridad, pudiendo recuperar la vuelta de diferencia. Su ritmo fue bueno y en general, a pesar de su decepcionante posición final, está satisfecho con el rendimiento del carro en carrera. Jules tuvo un comienzo muy bueno, batallando duro con otros autos que tenía detrás. Algunos eran claramente más rápidos que nosotros, pero él mostró buen oficio para mantenerlos atrás. En el punto en el que se abrieron paso, como los Caterham estaban bastante lejos, nos centramos en minimizar la diferencia con los autos de Sauber y Lotus. Desafortunadamente, no fuimos lo suficientemente veloces, así que desviamos nuestra atención hacia los entrenamientos de esta semana. Un día se dedica a las pruebas de Pirelli, pero esperamos que el día que dedicaremos a trabajar la puesta a punto nos brinde un poco más de rendimiento hacia Alemania.”